Hoteles en Buenos Aires

Buenos Aires, seductora todo el año

Con sus 47 barrios, la capital argentina es una peculiar combinación de la esencia latina con lo mejor de las culturas española, italiana, francesa y británica. ¿El resultado? Una capital hedonista y sofisticada, que se reinventa una y otra vez, y en la que cada barrio es un mundo individual. La oferta de hoteles en Buenos Aires es muy buena y variada, desde hoteles 3 estrellas hasta 5 estrellas.

¿Qué no es?

No es un destino para tomar sol, pasear en traje de baño, acostarse temprano, intentar alguna dieta, ni descansar el cuerpo.

¿Qué es?

La capital de Argentina es por definición dinámica, sorprendente y jamás aburrida. Es un torbellino de panoramas y novedades en todos los ámbitos; tanto así, que aquí "la moda" -ya sea un restaurante, un barrio, o una obra de teatro- varía de un mes a otro. No se puede esperar menos de la ciudad que posee el baile más sexy del mundo y una gastronomía de excelencia a base de las mejores carnes y pastas.

¿Cuáles son los principales barrios de Buenos Aires?

Microcentro: no es un barrio en sí, pero con él se denomina al centro-centro de la ciudad. Es una zona muy agitada y concurrida, ya que aquí se concentran miles de ejecutivos y comerciantes durante el día. En esta zona están varios de los atractivos turísticos de Buenos Aires, como el Obelisco, la Plaza de Mayo, la Casa Rosada, la Catedral y el Teatro Colón y una considerable cantidad y opciones de hoteles en Buenos Aires.

Palermo: es el barrio más grande de Buenos Aires, por lo que se ha subdividido en distintas áreas: Palermo Chico, Palermo Viejo (dividido, a su vez, en Palermo Soho y Palermo Hollywood) y Las Cañitas. En esta zona se han instalado una gran cantidad de cafés, boutiques de diseño, librerías, restaurantes y bares, que hacen de Palermo el barrio más chic y sofisticado. Además aquí se encuentra Bosques de Palermo, un enorme parque con lagunas, jardines, un zoológico, un planetario y 25 hectáreas para disfrutar al aire libre. Muchos de los hoteles en Buenos Aires considerados boutique y design se encuentran en este barrio.

Recoleta: es uno de los barrios más elegantes de la ciudad, con su Avenida Alvear flanqueada por distinguidos palacios, tiendas de lujo y galerías de arte, donde transcurre una animada vida de día y de noche y unos de los más famosos hoteles en Buenos Aires, el Hotel Alvear. Aquí se encuentra el famoso Cementerio de la Recoleta, que se ha convertido en un obligado para los turistas, gracias a su gran valor arquitectónico y a los emblemáticos personajes que alberga.
San Telmo: es el barrio más antiguo y bohemio de Buenos Aires, repleto de galerías de arte, tanguerías, boutiques y cafés. Su corazón es la Plaza Dorrego, donde cada domingo se realiza la tradicional e imperdible feria de antigüedades. Sus empedradas calles están rodeadas por mansiones y residencias que alguna vez albergaron a las familias más adineradas de la ciudad.
Retiro: este céntrico barrio está marcado por la imponente Av. 9 de Julio, que con sus 140 metros de ancho es una de las más amplias del mundo. Aquí están el Monumento al General San Martín y el Museo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco, además del exclusivo shopping Patio Bullrich. Imperdible es caminar por la Avenida Santa Fe, rodeada de boutiques que van de lo más elegante a lo más fashion.

Puerto Madero: de puerto abandonado a barrio de excelencia fue la transformación de esta concurrida zona. Si vas a hacer negocios, el Holiday Inn Express es una de las mejores alternativas de hoteles en Buenos Aires. Aquí, muelles y almacenes reciclados con vista al río son ocupados por refinados restaurantes y estilosos lounges, que conviven con modernos edificios corporativos. La zona está a pocas cuadras del distrito financiero y de los principales bancos y es de fácil acceso desde la tradicional área de San Telmo.

¿Qué debes ver en Buenos Aires?

Plaza de Mayo: el corazón histórico de Buenos Aires es el mejor punto de partida para entender a la capital más europea de Sudamérica. La plaza está flanqueada por la Casa Rosada, sede del poder Ejecutivo donde hay cambios de guardia a cada hora. También ahí se encuentra la Catedral Metropolitana, cuya fachada neoclásica alberga los restos del General José de San Martín. Avance por la Avenida de Mayo para ver los edificios parisinos concebidos por el barón George Haussmann, el mismo que estuvo a cargo de la reforma arquitectónica de la capital francesa en el siglo 19.

Cementerio de la Recoleta: un imperdible para quienes gustan del arte y la arquitectura, se trata del cementerio más aristocrático de la ciudad. El plano de ubicación que hay a su entrada indica que entre los "huéspedes" que ocupan los hermosos mausoleos están Adolfo Bioy Casares y María Eva Duarte de Perón (Evita). Eso, sin considerar al centenar de gatos que pulula pos sus dependencias. Junín y Avenida Quintana.

Feria de antigüedades de San Telmo: todos los domingos en la mañana se instala en Plaza Dorrego (la segunda más antigua de la ciudad, después de la Plaza de Mayo) este animadísimo bazar de vitrolas, copas de porcelana, antiquísimas cámaras fotográficas, baúles, candelabros, sombreros, cubiertos, libros, discos de vinilo y todo lo añoso que a uno se le pueda ocurrir. Cerca está el Mercado de San Telmo, menos informal pero con igual cantidad de antigüedades. Defensa y Humberto 1º.

Obelisco: Unos cuantos hoteles en Buenos Aires tienen vista a esta columna de 67 metros de alto, es el hito más conocido de la ciudad, y un referente geográfico al momento de encontrarse en la Avenida 9 de Julio, la más ancha del mundo. Av. 9 de Julio y Corrientes.

Caminito: después del Obelisco, esta calle de no más de cien metros de longitud es la imagen más conocida de Buenos Aires. Se trata de un paseo peatonal en el popular barrio de La Boca, que recrea los antiguos y angostos conventillos pintados de colores fuertes, y con ropas colgadas en sus ventanas. Preste atención a los artistas callejeros que aquí exhiben sus pinturas; hay algunos notables. Sobre el Riachuelo de La Boca.

Palermo: es hoy el sector más dinámico de Buenos Aires. Tanto, que ha sido subdividido en Palermo Chico, Palermo Viejo (dividido, a su vez, en Palermo Soho y Palermo Hollywood) y Las Cañitas. Además del jardín botánico, el zoológico y el Museo de Arte Latinoamericano, aquí abundan las boutiques y tiendas chic de diseño y decoración; y es el epicentro de una agitada vida gastronómica, con bares y restaurantes que suben y bajan en el ranking de la moda de un mes a otro.

Calle Florida: calle comercial peatonal repleta de tiendas y de enormes quioscos con periódicos y revistas de todas partes del mundo.

Teatro Colón: es uno de los más cinco teatros más grandes del mundo y el más importante de América Latina, no sólo por la talla de los artistas y espectáculos que han usado su escenario, sino por su imponente arquitectura. Actualmente se trabaja en la restauración de algunas salas. Cerrito 618.

Puerto Madero: los viejos almacenes que flanqueaban al del río de la Plata albergan hoy a sofisticados restaurantes y bares. En la zona, además, están el Puente de la Mujer, que diseñó el reputado arquitecto español Santiago Calatrava, y el ultra design Faena Hotel + Universe (www.faenahotelanduniverse.com), diseñado por Philippe Starck, uno de los tantos hoteles en Buenos Aires que tiene 5 estrellas. Aquí también puede tomar el Tranvía del Este, inaugurado el año 2007, y que une las estaciones Córdoba e Independencia.

¿Qué otras cosas hay que ver si tienes más tiempo?

El Ateneo Grand Splendid: da lo mismo si no es un ávido lector; esta librería merece de todas maneras una visita, y no sólo por sus 120 mil títulos con stock físico. A comienzos de año, el diario británico The Guardian decretó que el Ateneo ocupa el segundo lugar entre las diez librerías más importantes del mundo por su esplendor arquitectónico. Sencillamente imperdible. Av. Santa Fe 1860.

Chinatown: el corazón del barrio de Belgrano está atiborrado de negocios chinos y taiwaneses, y otros tantos japoneses y coreanos. Aquí hasta los diarios y los menús están escritos en caracteres orientales. Tiene varios supermercados donde comprar a buenos precios fideos de arroz, sake, las más diversas variedades de té y frutas (en conserva), como el lychee. Arribeños con Juramento.

Jardín botánico: con sus ocho mil especies de plantas de todo el mundo, es el lugar perfecto para aislarse del ruido y prisa de esta ciudad. Santa Fe 3951.

Ballet Argentino: dirigido por el bailarín Julio Bocca, es una compañía de renombre internacional que combina ballet clásico con tango. Para fechas de presentaciones y lugares, visitar www.juliobocca.com

Feria de la Plaza Francia: todos los domingos, detrás del Cementerio de la Recoleta, se instala esta feria de productos artesanales, como juguetes de madera, ropas tejidas, esculturas de hierro y objetos de cuero. Av. Del Libertador y Av. Pueyrredón.

Feria de Mataderos: evento dominical en el que confluyen comidas típicas, destrezas gauchescas y la música folclórica. Dos imperdibles: las empanadas de humita, los tamales. Hay que tener presente que alrededor de las dos de la tarde hay tanta gente que es casi imposible caminar. Lisandro de la Torre y Avenida de los Corrales.

¿Qué museos hay que visitar en Buenos Aires?

En Buenos Aires hay casi tantos museos como paseadores de perros (personas que trabajan sacando a pasear grandes grupos de perros particulares). Algunos recomendables son:

Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba): con pinturas, dibujos y esculturas de artistas como Roberto Matta, Frida Kahlo, Diego Rivera, Wilfredo Lam y Jorge de la Vega, entre otros. Avda. Figueroa Alcorta 3415.

Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA): además de interesantes exposiciones temporales y visitas guiadas, su colección permanente cuenta con obras de Rubens, Pissarro, Kandinsky, Manet, Miró, Klee, Degas, Gauguin, Monet, Van Gogh, Renoir, Modigliani, Rodin, entre cientos otros. Es gratis. Avda. Libertador 1473.

Museo de la Ciudad: posee una sorprendente variedad de objetos como fonolas, un dormitorio, juguetes y hasta botones, que trasladan a comienzos del 1900 y que rescata la memoria de la ciudad. Alsina 412, barrio de Monserrat.

¿Qué otros museos, que quizás son menos convencionales, hay que visitar?

Museo de la Pasión Boquense: para los fanáticos de Boca Juniors, y el fútbol en general, se exhiben trofeos, periódicos, una pelota de 1964, banderines y camisetas de Maradona y Palermo, entre otros. Si no hay partido en La Bombonera (estadio aledaño), se puede realizar un tour que lleva por las entrañas del recinto deportivo. Brandsen 805, La Boca.

Museo Evita: no podía faltar una institución dedicada a la vida de esta actriz y política argentina: sus vestidos, zapatos, condecoraciones y fotos. Lafinur 2988, Palermo.

Museo de la casa de Carlos Gardel: el artista vivió en esta casa, en el barrio del Abasto, entre 1927 y 1933. Aunque la vivienda original ha sufrido varios cambios, en su interior hay salas bastante ambientadas con reproducciones de la época y objetos originales de la vida del cantante. Jean Jaures 735.

Museo de la caricatura Severo Vaccaro: está dividido en varias salas temáticas, en una de las cuales está el "Mickey Gaucho", un dibujo que hizo Walt Disney cuando visitó Argentina, en 1941. Hay caricaturas incluso de fines del siglo 19, hasta otras más contemporáneos, como los de Caloi y Quino. Lima 1037.

Museo del Cine Pablo Ducros Hicken: dedicado a atesorar la historia de la cinematografía argentina mediante la exhibición de premios, utilería, guiones, vestuarios, bocetos escenográficos y equipos Lumiére, Pathé y Gaumont, entre otras cosas. Defensa 1220, San Telmo.

Centro Cultural Recoleta: con interesantes exposiciones y presentaciones artísticas de artistas principalmente argentinos (y también sede del Museo Participativo de Ciencias; ver "Con Niños"). Junín 1930.

Museo Monte de Piedad: al trazar la historia del Banco Ciudad, es una buena forma de conocer el desarrollo bancario y económico argentino. Entre los objetos exhibidos hay unas barandas de escaleras que fueron arrancadas por clientes furiosos durante la crisis económica de 2001. Y también posee una recreación del histórico Café Biarritz, epicentro de la izquierda local, que funcionaba en el piso inferior. Boedo 870, segundo piso.

¿Dónde ver milongas y tango?

El tango es a Buenos Aires como el jazz a New Orleans o la samba a Río de Janeiro. Alrededor de un 85 por ciento de los turistas asiste a un show de tango porque combina dos cosas básicas de Buenos Aires: tango y buena comida (en especial, un sabroso corte de carne).

La milonga, por su parte, es el tango de los lugareños, ese que bailan en recintos no turísticos y sólo por placer, además de impartir clases para los interesados.

¿Qué shows de tango hay?

Señor Tango: es uno de los espectáculos más populares, con un guiño al glamour de Hollywood. Vieytes 1653.

Esquina Carlos Gardel: con capacidad para 500 comensales, durante la cena se proyecta una película sobre las raíces del tango, en el siglo 19, para luego dar paso a un show en vivo. Carlos Gardel 3200.

Michelangelo: teatro de tango con énfasis en los vinos argentinos. Balcarce 433.

El Querandí: sigue las raíces del baile desde los burdeles, cuando sólo los hombres lo bailaban, hasta la sensual versión moderna. Perú 302.

El Viejo Almacén: un clásico en San Telmo, fue creado por el conocido cantante, guitarrista y compositor de tangos Edmundo Rivero. Av. Independencia y Balcarce.

¿Qué shows de milongas hay?

Confitería La Ideal: abierta desde 1912, este tradicional recinto ha servido de escenario para películas como Evita, protagonizada por Madonna; Tango, de Carlos Saura y La Lección de Tango, de Sally Potter. Suipacha 380.

La Viruta: aquí la milonga se turna con salsa y rock, cada uno con horarios definidos de clases y de baile. Armenia 1366.

El Niño Bien: buenos bailarines en un hermoso edificio de fines del siglo 19. Humberto I 1462.

Salón Canning: en Palermo Hollywood, salón con un excelente piso de madera para todo tipo de baile. Scalabrini Ortiz 1331.

¿Qué panoramas hay para los niños?

Museo de los Niños: el mundo de los grandes pero a escala infantil. Sus excelentes instalaciones permiten a los niños aprender acerca de distintas profesiones -desde doctor y banquero hasta camarógrafo y dentista- y también sobre Buenos Aires. Abasto Shopping Center.

Barbie Store: enorme local en Palermo Hollywood dividido en salón de té -con 28 tortas en tonos rosa-, peluquería, tienda de ropa y la Casa de Barbie. Una perdición para las niñitas. Scalabrini Ortiz 3170.

Zoológico de Buenos Aires: en pleno Palermo, además de actividades como paseos en barco y visitas guiadas, los sábados en la mañana los niños (de entre 6 y 12 años) pueden participar en el cuidado de los animales, dándoles de comer y cepillándolos. Av. Sarmiento y Av. Las Heras.

Bioparque Temaikén: parque temático a unos 50 kilómetros de Buenos Aires, con animales en espacios abiertos y divididos en cuatro áreas temáticas: Asia, África, Autóctonos y Acuario. Tiene además un auditorio con pantallas de 360°, juegos interactivos y talleres (de dibujo, modelado en barro, etc.). Ruta 25, kilómetro 1.

Tierra Santa: las calles de Jerusalén a escala real; rayos láser luces y sonidos para representar la creación del mundo; una réplica del Muro de los Lamentos, una gruta de vírgenes y santos; todo acompañado por shows y representaciones. Av. Rafael Obligado 5790 (Costanera Norte).

Parque de la Costa: situado al final del recorrido del Tren de la Costa, tiene montañas rusas, botes chocadores, trencitos, una granja de animales y espectáculos infantiles. Gral. B. Mitre 2, Tigre.

Museo Participativo de Ciencias: son diez salas en las que de manera interactiva se aprende sobre alimentación, el sonido, la mecánica y la electricidad, entre otros temas. Centro Cultural Recoleta, Junín 1930.

Mundo Cartoon Network: juegos infantiles y shows con los personajes de la programación del canal. Tercer piso del Alto Palermo Shopping; Santa Fe 3253.

Neverland: cadena de juegos y atracciones para niños con cupones que luego pueden ser canjeados por premios y sorpresas. Tiene locales en el mall Patio Bullrich (Posadas 1245) y en el Abasto Shopping (Av. Corrientes 3247).

La manzana de las luces: llamada así porque fue el centro intelectual de la ciudad durante el siglo 19, posee un circuito que además de construcciones virreinales, incluye un recorrido por túneles coloniales del siglo 17 y 18. Entre calles Alsina, Perú, Moreno y Bolívar.

Reserva Ecológica: buen lugar para pasear a pie o en bicicleta, tener una excelente vista panorámica de la ciudad, y observar una gran variedad de aves. Hay visitas guiadas. Av. Tristán Achaval Rodríguez 1550.

Catalinas Sur: famoso grupo teatral conformado por vecinos de La Boca, con presentaciones de títeres y espectáculos cómicos. Av. Pérez Galdós 93.

Tranvía histórico: aunque los tranvías fueron eliminados por completo de las calles de Buenos Aires en 1962, en Caballito aún se pueden recorrer dos kilómetros abordo de estos trozos de historia. Emilio Mitre con José Bonifacio.

¿Dónde comer en Buenos Aires?

En Buenos Aires hay más de 3.000 restaurantes y bares que abarcan desde la tradicional comida italiana hasta la exótica vietnamita. Algunas recomendaciones:

¿Qué hay distinto?

Sagardi: abrió a comienzos de 2009 en San Telmo, con una novedosa y osada propuesta gastronómica vasca. Además de su estupendo restaurante, cuenta con una barra de pintxos donde picar a partir de más de 80 platillos. Imperdible. Humberto 1° 319, San Telmo.

¿Cuáles son las mejores parrilladas?

Cabaña Las Lilas: una de las parrilladas más famosa de Buenos Aires, tiene planes de extender su radio de acción a Europa y Estados Unidos. Tanto éxito se debe su corte T-bone, a sus filosos cuchillos y a su cuidada carta de vinos, alabada incluso por la revista especializada Wine Spectator. Alicia Moreau de Justo 516, Puerto Madero.

La Cabrera: porciones ideales para compartir, tanto por su tamaño como por la impecable calidad de las carnes. Para comenzar, es indispensable pedir la provoleta de queso de cabra. Cabrera 5099, Palermo Viejo.

La Brigada: antiguo bodegón donde los mozos demuestran que ciertos cortes de carne sí pueden ser cortados con una cuchara. Imperdibles son sus chinchulines de chivito. Estados Unidos 465, San Telmo.

El Español: recinto sin mayores pretensiones, con platos abundantes de carnes suculentas y acompañamientos adecuados. Es bastante bullicioso pues acude mucha gente y las mesas están juntas. Rincón 196, Congreso.

¿Dónde comer pizza?

El Cuartito: este clásico porteño es una pizzería llena de historia. Y tiene una cuantiosa clientela leal que llega atraída principalmente por su pizza napolitana y la fugazza. Talcahuano 937, Recoleta.

Güerrín: muchísimas y deliciosas combinaciones de ingredientes en un ambiente familiar. La leyenda cuenta que Diego Maradona comió aquí una porción justo antes de ir a su matrimonio. Imperdible es su fugazzetta rellena. Av. Corrientes 1368, Tribunales.

Las Cuartetas: especie de fuente de soda con las mismas excelentes pizzas tradicionales de hace más de 70 años. Av. Corrientes 838, Centro.

¿Quieres conocer la cocina autóctona?

La Cupertina: excelentes empanadas, locro, lentejas al chocolate amargo Cabrera 5300, Palermo Viejo.

El Preferido de Palermo: mesas y sillas altas perfectas para disfrutar la gran picada (con 13 variedades) acompañada con un vaso de Hesperidina, un histórico aperitivo argentino. Jorge Luis Borges 2108, Palermo.

Cumaná: ambiente informal y algo ruidoso, con excelentes tamales, calzones y cazuelas. Rodríguez Peña 1149, Recoleta.

Fervor: la cocina porteña y parrillera tiene su más sofisticada expresión en este restaurante que debe su nombre a la obra Fervor de Buenos Aires del célebre Borges. Posada1519, Recoleta.

¿Dónde probar la cocina italiana de Buenos Aires?

La Parolaccia: cualquiera de sus platos, ya sea un antipasto, una carne, su lasaña o cualquiera de sus perfectos risottos, vale la pena la espera por una mesa. Alicia Moreau de Justo 1052, Puerto Madero.

Campo dei Fiori: con ambiente de cantina, cocina casera y sabrosa. Los fusilli caseros con tuco, pesto y scarparo son insuperables. Venezuela 1411, Centro.

Guido's Bar: trattoria-bar que brinda comida sabrosa y ambiente alegre. Aquí no existe el menú sino que las ofertas del día, siempre acompañados por el vino de la casa. República de la India 2843, Palermo.

Piegari: la estrella es la pasta fresca, como las cuerdas de guitarra al pomodoro, pero no por eso hay que dejar de lado las impecables preparaciones de carnes y mariscos. Ojo, que los platos son de gran tamaño. San Martín 780, centro; y Posadas 1042, La Recova.

Sottovoce: el placer de las pastas y los pescados realmente frescos encuentra su hogar en la nueva versión de este exitoso restaurante, ahora frente a las aguas del Río Plata. Alicia Moreau de Justo 176, Puerto Madero.

¿Dónde comer cocina contemporánea?

Olsen: de aires nórdicos y diseño escandinavo, siempre sorprende con sus platos exóticos. Tiene una barra con más de 60 variedades de vodka y aquavit: desde fuertes y picantes hasta suaves y dulces. Gorriti 5870, Palermo.

Casa Cruz: local con muebles de caoba, iluminación sugerente y ambiente sofisticado, que transporta a Londres o a Nueva York, y donde los medallones de conejo y los ravioles de centolla saben sublimes. Uriarte 1658.

Tegui: la curiosidad por su atmósfera casi clandestina atrae tanto como la sofisticada cocina del famoso chef Germán Martitegui. Está ubicado en el ondero barrio de Palermo Hollywood y se esconde tras un muro de grafitis que contrasta con la impecable elegancia del interior. El menú de degustación es excelente y la cava de 200 vinos argentinos es un placer. Costa Rica 5852, Palermo.

Cuk 3: este "laboratorio de cocina" sorprende a sus comensales con innovadores técnicas de gastronomía molecular y uso de nuevos procesos de cocción, que tienen como resultado manjares que el paladar nunca olvidará. Niceto Vega 5560, Palermo.

¿Qué ofrecen los delis?

Estos sitios que ofrecen sándwiches caseros, patisserie, jugos exprimidos y diversos y buenos cafés y panes para el desayuno o para media tarde, muy populares en Nueva York, llegaron con fuerza a Buenos Aires. Entre ellos se destacan la cadena Nucha (con locales en Lanifur 3368, Bosques de Palermo; en el Patio Bullrich; y en Armenia 1540, Palermo Viejo, entre otros); Mark's Deli (El Salvador 4701, Palermo); I Central Market (Pierina Dealessi esquina Macacha Güemes, Puerto Madero), Le Blé (Alvarez Thomas 599, Colegiales; y Dorrego 99, Chacarita); Oui Oui (Nicaragua 6068, Palermo).

¿Te gusta la comida fusión?

To: la sublime fusión entre cocina japonesa y francesa trajo un nuevo concepto al escenario gastronómico porteño: frapanese cuisine. En la planta baja funciona una cinta por donde giran los platos de sushi y en la alta dispone de un exclusivo ambiente. Costa Rica 6000, Palermo Hollywood.

¿Quieres algo más exclusivo? PRIVATE HOMES

Los "PH" son una nueva tendencia de restaurantes a puertas cerradas en la que chefs innovadores abren las puertas de sus casas una o dos veces a la semana, para un máximo de 15 o 12 personas (es imprescindible reservar). Cocina de autor, propiamente tal, y en casa. Algunos de ellos son Kensho, de Máximo Cabrera, Casa Félix, de Diego Félix; La Cocina Discreta; Casa Saltshaker, a cargo del chef y sommelier neoyorquino Dan Perlman; y Caracoles para Da Vinci, que funciona sólo dos veces al mes.

¿Dónde están las picadas y platos clásicos?

Club del Progreso: además de su fama por la excelente comida criolla que ofrece, éste restaurante vio nacer uno de los platos más auténticos de Buenos Aires: el Revuelto Gramajo. La leyenda cuenta que, hacia 1880, el coronel Artemio Gramajo frecuentaba el Club del Progreso y en cada visita pedía su plato propio: un revuelto de huevo con arvejas y jamón. De ahí que el plato hoy lleve su nombre. Sarmiento 1334, Centro.

Gambrinus: este antiguo bodegón alguna vez estuvo especializado en comida alemana, pero hoy ya ha abierto sus puertas a las influencias porteñas. Aquí se sirve una excelente versión de un plato llamado Maryland, una mezcla de frituras con plátano, papas pai, choclo en salsa blanca y jamón (original de Estados Unidos, pero adaptada en Argentina). Federico Lacroze 3779, Chacarita.

El 22: esta parrillada no destaca tanto por sus carnes como por su delicioso flan de dulce de leche, de tamaño y calidad suprema. Sin pretensiones, sólo la receta casera y tradicional. O sea, la mejor. Jufre 1085, esquina Godoy Cruz.

Almacén y Bar: es el mejor lugar para dar una probada a la versión tradicional del happy hour porteños, con excelentes tablas de una buena selección de fiambres, quesos y encurtidos, que acompañan noblemente a un vermouth. Cochabamba 1701, esquina Solís, Constitución.

El Globo: este clásico del centro de Buenos Aires sirve uno de los platos más sencillos pero deliciosos de la tradición argentina, el puchero, un simple cocido de carne y verduras que, bien preparado como lo hacen acá, puede ser música para el paladar. Hipólito Hirigoyen 1199, Centro.

La Flota: para irse a la segura entre la gran oferta de milanesas en Buenos Aires, este clásico restaurante es la opción. Aquí sale tiernita y para compartir. Leandro N. Alem 432, Microcentro.

¿Quieres un par de datos?

El Obrero: bodegón de barrio en La Boca, fundado en 1954. Hoy recibe a un público heterogéneo, que lee el menú en las pizarras colgadas. Algunas sugerencias: cualquier corte de carne, el puchero a la española, los ravioles de albahaca con masa de espinacas, y la corvina a la vasca.

Abre de lunes a sábado, al mediodía y a la noche. Agustín Caffarena 64.

Los Chanchitos: sólo para hambrientos, se caracteriza por el tamaño descomunal de su matambrito tierno a la napolitana y de sus platos de pastas. Av. Angel Gallardo 601, Caballito.

¿Qué deberías probar sí o sí?

Los helados de Nonna Bianca son imperdibles, pues deleitan con sabores tan particulares como mate cocido, de cerveza y, por supuesto, de dulce de leche. Estados Unidos 407, San Telmo.

¿Quieres un café?

Los cafés son el opio de Buenos Aires, pues aquí existe la agradable cultura del café conversado a cualquier hora, acompañado por medialunas o un tostado (pan molde tostado con queso y jamón).

En marzo de 2010 el gobierno de Buenos Aires impulsó el programa ´Yo leo en el bar´, que consiste en instalar bibliotecas con la colección completa de la literatura de Borges en 15 bares notables de la Ciudad (los bares notables, alrededor de 50, se caracterizan por ser los más representativos de la ciudad; muchos de ellos han sido oficialmente reconocidos como Patrimonio Cultural de la Ciudad de Buenos Aires).

Café Tortoni: más que por su servicio o por su comida, hay que conocer este lugar por su decoración y arquitectura, que datan de 1858, y porque era el lugar preferido por la elite intelectual de Buenos Aires, encabezada por José Luis Borges. Av. de Mayo 825.

Las Violetas: de confitería con deliciosos pasteles y brebajes, este hermoso local, inaugurado en 1884, abrió su oferta y hoy también opera como restaurante. Avenida Rivadavia 3899.

El Banderín: ubicado en Almagro, este local sirve sándwiches caseros, es decir, con buen fiambre, pan fresco, y mantequilla o mayonesa generosas; rodeados por más de 400 banderines de equipos de fútbol de todo el mundo. Guardia Vieja 3601.

La Biela: un lugar lindo y pintoresco cerca de la Iglesia de Nuestra Señora del Pilar, en Recoleta, con una terraza perfecta para sentarse a mirar a la sociedad porteña. Av. Quintana 596.

Café La Giralda: es famoso por su chocolate con churros servido sobre mesitas de mármol, en medio de un ambiente nostálgico.

Av. Corrientes 1453.

Retorno Mate-Restobar: uno de los bares donde es posible tomar mate con bizcochitos a cualquier hora. Perú 1480.

Misra: casa de té con productos orgánicos, donde además hacen blends de yerba mate y té. Thames 1513.

¿Dónde salir en la noche?

BARES & PUBS

Gran Bar Danzón: con el tiempo se ha convertido en un wine bar de culto, con más de 200 etiquetas en su carta, y happy hours de sushi. Libertad 1161, Recoleta.

Oak Bar: paneles de madera revisten las paredes del que alguna vez fue la biblioteca de una mansión familiar. Al otro lado de las ventanas se ve uno de lo jardines más bonitos de la Recoleta, mientras te atiende Matías Alvarez, uno de los mejores bartenders de Buenos Aires. Hotel Palacio Duhau; Alvear 1661.

Los 70: ubicado en Sal Terlmo, es famoso por sus tragos que mezclan maracuyá, mandarina, cilantro o wasabi. Defensa 714.

Godoy: un lugar vanguardista y con mucho estilo, ubicado en un ex galpón ferroviario. Tiene una barra de mármol de 16 metros en donde se preparan excelentes cocteles y una exquisita cocina latinoamericana y asiática. Paraguay 4905, Palermo.

Sullivan´s Drink House: de aspecto luce como la mayoría de los pubes irlandeses del mundo, con la diferencia que aquí el rey no es la cerveza sino los tragos con helados. El Cuba Mia con ron, licor de menta, café expreso y crema americana es imperdible. El Salvador 4919.

Isabel: esta creación del chileno Juan Santa Cruz se presenta como "el bar que faltaba en Buenos Aires" y eso se ve en su innovadora propuesta de diseño y gastronomía, además de su peculiar forma de pago a través de fichas de casino llamadas "isabelinas". Uriarte 1664, Palermo.

Sabbia Liquor Bar: este ondero bar de estilo neoyorquino es el punto de reunión de las celebridades locales. Ayacucho1240, Recoleta.

LxF Bar: gastronomía, tragos y deportes son parte de este interesante concepto de bar, en donde los protagonistas son grandes pantallas de televisión en donde se transmiten todo tipo de deportes. Azcuénaga 1896, Recoleta.

Epicureos: vinos, cervezas Premium y habanos acompañados por buenos quesos y fiambres. Soldado de la Independencia 851, Las Cañitas.

Beat House: bar-disquería donde oír desde pop hasta bossanova, acompañado de buenos tragos. Baéz 211, Las Cañitas.

Ocho7Ocho: bar-restaurante con una de las mejores barras de la ciudad, de ambiente informal, sencillo y acogedor. Fue durante mucho tiempo el bar más secreto de la ciudad. Hoy todos saben de él, pero por fuera nada lo delata. Thames 878, Palermo Soho.

AcaBar: lugar con que sorprende con su amplia variedad de tragos y su espíritu lúdico: posee más de 40 juegos de salón, desde Pictionary y Escrúpulos hasta La Guerra de los Sexos y ajedrez. Honduras 5733, Palermo Hollywood.

Le Bar: restaurante y martini lounge perfecto para escapar del ajetreo del Microcentro. Su carta de tragos, muy creativa (imperdible es el Passionaria, de maracuyá con cachaza), compensa el tamaño reducido de sus platos. Tucumán 422, Microcentro.

¿Dónde bailar en Buenos Aires?

Crobar: los mejores DJs de la ciudad tienen su cita en este antro, donde la Buena música, excelentes tragos y un animado ambiente son parte del menú de cada fin de semana. Marcelo Freyre s/n, Paseo de la Infanta, Palermo.

Museum: nada menos que en un edifico diseñado por el mismísimo Gustav Eiffel se encuentra esta Discoteque con tres pistas, cinco barras y un exclusivo VIP. Fue locación del video de Soda Estéreo "La ciudad de la furia". Perú 353, San Telmo.

Amerika: este es uno de esos locales que por más que uno no sea gay, hay que conocer. Es la Discoteque más grande de Buenos Aires (y eso es mucho decir) y todos los fines de semana hay shows en vivo, fiestas de espuma y mucho más. Gascón 1040, Almagro.

Niceto y X Vos: dos lugares para bailar, escuchar música en vivo y moverse en el círculo cool de Buenos Aires. Coronel Niceto Vega 5510 y Balcarce 563 respectivamente.

Para estar al día con la agenda de recitales, fiestas y tocatas, conviene consultar el suplemento "No" que publica todos los jueves el diario Página 12 (http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/no), o el suplemento "Sí", de Clarín, que sale los viernes (http://www.si.clarin.com/). Para enterarse de la amplísima cartelera teatral, conviene visitar www.ticketek.com.ar.

¿Dónde comprar en Buenos Aires?

En Buenos Aires hay más de diez "shoppings", siendo Galerías Pacífico quizá el más conocido debido a su parecido con la Galleria Vittorio Emanuele II de Milán. A ellos hay que sumar calles y avenidas tradicionalmente comerciales, como Florida (artículos de cuero y piel), Corrientes (librerías y cafés literarios) y Alvear (tiendas lujosas como Louis Vuitton, Ermenegildo Zegna, Armani y Escada). Claro que es la zona de Palermo Soho la que se lleva los aplausos. Incluso la revista Forbes Traveler la considera entre uno de los diez mejores barrios para comprar en el mundo.

¿Quieres comprar algo distinto?

Almacén Porteño: aquí es posible encontrar todo sobre tango: desde partituras, libros, DVDs y caséts hasta fonógrafos, fotos e indumentaria correspondiente. Av. San Juan 3625, Galería Gran Boedo.

Tealosophy: el mundo del té, con literatura, accesorios y más de 70 variedades de hojas, seleccionadas por la experta Inés Bertón. Av. Alvear 1883, Galería Promenade.

Paseo La Plaza: en el local 10 de este céntrico recinto está Rigoletto, una tienda que al comienzo desconcierta por su desorden, pero que cuyos tesoros se encargan de encantar: libros viejos, fotos, posters y magnetos con absolutamente todos los personajes que a uno se le puedan ocurrir: desde Mafalda hasta los Tres Chiflados. Sencillamente genial. En el local 4, venden clásicos del cine, y en el 6-A, todo sobre comics. Av. Corrientes 1660.

Buenos Aires Design : un mall con 60 tiendas dedicado exclusivamente al diseño y a la decoración; todo ultra contemporáneo. Pueyrredón y Libertador, Recoleta.

Sopa de Príncipe: una enorme l diversidad de muñecos de trapo, todos con personalidad propia. Thames 1719, Palermo.

Papelera Palermo: la perdición para arquitectos, artistas o quienes disfrutan de poseer álbumes, papelería y carpetas originales y de buena calidad. Honduras 4945.

Galpón de Perchas: a fines del 2007 abrió ese paseo son 2.800 metros cuadrados que reúnen más de cien propuestas de diseño de vanguardia en distintos rubros: ropa, accesorios, lencería, iluminación, muebles, decoración y libros de arte, moda y diseño. Corrientes y Dorrego.

¿Buscas algún libro?

Buenos aires es conocido por sus enormes librerías, donde se pueden encontrar los más bizarros libros y al mejor precio.

El Ateneo: lo que antiguamente fue un hotel, hoy es una librería de 3 pisos, con escaleras mecánicas y patios interiores, pero a pesar de sus dimensiones, aquí se logra un ambiente íntimo donde leer bajo luz natural. Fue fundado en 1912 y hoy es parte del paisaje de la ciudad. Florida 629.

Capítulo dos: es más un shopping que una librería, pero igualmente tiene un buen surtido de títulos, especialmente los de moda. Se encuentra en el subsuelo de las Galerías Pacífico. Local 128.

El Ateneo Grand Splendid: esta megalibrería está ubicada en un teatro de 1919 y cuenta con más de 120 títulos. De las tres mil visitas diarias, muchos no vienen a comprar libros, sino a admirar la segunda librería más hermosa del mundo, según el diario The Guardian. Avenida Santa Fe 1860.

Eterna Cadencia: esta librería boutique es acogedora, cálida y ondera y en la semana se convierte en un punto de encuentro de escritores, gracias a su surtido café bar. Cierra los domingos. Honduras 5574.

Losada: es uno de las librerías emblemáticas de Argentina y cuenta con un catálogo tan extenso y surtido como se pueda imaginar. Y a muy buenos preciso. Avenida Corrientes 1551.

¿Dónde ir a pasear y salir de excursión?

- Paseos en "mateos" (carruajes tirados por caballos) por Palermo (todos los días en Plaza Italia, frente al zoológico de la ciudad).

- Buenos Aires en bicicleta (www.biketours.com.ar/, www.www.labicicletanaranja.com.ar; www.urbanbiking.com/).

- Buenos Aires desde el cielo (en helicóptero; www.patagoniachopper.com.ar).

- Paseos en bote y kayak por el delta del río Paraná (www.puntodelta.com.ar; www.buenosairesoutdoors.com; www.tigreencatamaran.com.ar/; www.bueboats.com; www.sturlaviajes.com.ar).

- Paseos en velero y catamarán por el Río de la Plata (www.welcomeargentina.com).

- Tren de la costa (recorre más de 15 kilómetros bordeando el río de la Plata, en la zona norte de Buenos Aires.

- Visitar Colonia del Sacramento, Uruguay (ciudad fundada por los portugueses en 1680, con calles angostas y empedradas, y cuyo centro histórico fue declarado Patrimonio Histórico de la Humanidad por la UNESCO. Buquebus viaja varias veces al día desde Buenos Aires a Colonia e incluso a Montevideo y Punta del Este.

- Pasar un día de campo (en los alrededores de Buenos Aires hay varias estancias y haciendas donde pasar el día, e incluso alojar. Entre las más cercanas a la capital está La Martina Polo Ranch, una prestigiosa escuela de polo del reconocido deportista Adolfo Cambiaso, con más de 160 hectáreas, tres canchas de polo, otras tantas de tenis, piscina; diez habitaciones con baño privado, paseos a caballo y servicios de almuerzo y cena.

- Visitar la isla Martín García, a 35 kilómetros del puerto del Tigre; antiguo penal argentino rodeado de senderos que conservan su naturaleza virgen. Hay también un faro de fines del siglo 19, un museo y la panadería El Rocío, que ocupa una casa de 1913 y que se hizo famosa porque Carlos Menen solía viajar a la isla exclusivamente para comprar su pan dulce. Se llega en barco o en avioneta.

¿Qué necesitas saber?

¿Cuándo ir?

Primavera y otoño son las mejores épocas para visitar Buenos Aires, pues durante el verano (enero y febrero) es muy caluroso, mientras que durante el invierno, entre junio y agosto, el clima es bastante frío.

¿Dónde llegas?

El Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini (Ezeiza) está a 35 kilómetros del microcentro (sector Plaza de Mayo) de la ciudad. Muchos hoteles incluyen en sus servicios el traslado desde y hacia el terminal aéreo. Sin embargo, hay otras alternativas. La más clásica la ofrece Manuel Tienda León, con buses, minibuses y remises (radiotaxis) que llevan al centro de la ciudad. Otra posibilidad son los taxis que tienen mostradores dentro del aeropuerto.

¿Cómo moverse en Buenos Aires?

Buenos Aires es perfecto para caminar. Pero cuando hay que recorrer largas distancias, una excelente opción es el "subte". Se trata de una red de 47 kilómetros y 80 estaciones. Como es el tren subterráneo más antiguo de América Latina, algunos de sus vagones de madera (en particular los de la línea A), valen la pena un viaje. A su vez, varias estaciones de la Línea E exhiben antiguos murales hechos con azulejos. También hay remises (radiotaxis) y taxis, aunque son más seguros los primeros.

¿Qué llevar?

- Zapatos cómodos para caminar mucho

- Espacio en la maleta para traer todas las compras

- Ropa semiformal para la noche

¿Qué documentos necesitas?

Cédula de identidad en buen estado y vigente, o pasaporte al día.

Moneda

Peso argentino

Idioma oficial

Español