Destinos

Oriente >> China >> Hong Kong

Hong Kong
Templos, compras y cultura kitsch

Hong Kong es sin duda alguna la capital asiática del lujo donde se come, se compra, se goza, se ahorra y se gasta al mismo tiempo




Por qué ir
Por qué ir Tal como lo dice su viejo slogan: Hong Kong is money. Cinco milenios de tradición china y 150 años de negocios coloniales europeos, han hecho de este territorio una ciudad sin igual que no podrás olvidar. Un paraíso asiático donde los restaurantes acumulan estrellas Michelin como si nada, donde las colas para entrar a sus tiendas lujosas y caóticas se asemejan a las de un estreno de cine y donde la codicia se puede oler y tocar.
La antigua colonia devuelta por los británicos en 1997 vale la pena, sobre todo por la audacia de su arquitectura de ayer y hoy, la cual terminó amando lo kitsch de su selva de carteles luminosos chorreantes por la humedad del verano. Porque en Hong Kong hay cien hoteles, la mayoría de gran lujo, donde mismo se encuentran las comidas más exóticas que puedas imaginar y todos los placeres hasta el desborde. Visitar la rascacielera Hong Kong, plagada de diversiones y excesos, te permitirá descubrir una forma única de vivir las ambiciones y el disfrute.
Su historia Cuando Hong Kong no era más que un conjunto de pueblos de pescadores, en 1842, después de la Guerra del Opio con China, Inglaterra llegó a reclamar lo que creía le correspondía. Y logró su cometido, puesto que así lo dispuso el Tratado de Nanking. Gracias a ello lograron quedarse con Kowloon en 1860 y con los Nuevos Territorios durante a partir de 1898.

China sólo recuperó la soberanía de Hong Kong en 1997 bajo el nombre de Región Administrativa Especial de Hong Kong. La Asamblea Popular de China estableció un alto grado de autonomía y normatividad para los sistemas político, económico, cultural y educacional.
Que visitar
Gastronomía y entretención
¿Dónde comprar?
Datos útiles




Copyright © 2013 Cocha. All Rights Reserved
El Bosque Norte 0430, Las Condes