Volver a: Home 
Norteamerica Y MexicoCanada-Montreal




Montreal, un rincón de Francia

Hermosa ciudad bilingüe, abrazada por el río San Lorenzo. Montreal está abierta a Europa y América.
Fascinante de visitar, Montreal congrega en pocas cuadras cientos de atractivos: arte clásico y de vanguardia, bohemia diurna y nocturna, parques y lugares cargados de historia.

El ancestro francés se nota fuerte en el Quartier Latin. Lo frecuentan estudiantes universitarios, turistas, artistas callejeros y una animada multitud. El sector peatonal de rue Prince-Arthur y sus callecitas aledañas son perfectos para disfrutar una cerveza y tomarle el pulso a la bohemia. Amable con las diversidades, el barrio es fiel reflejo de la sin par tolerancia canadiense.

Vieux Montreal, el sector antiguo, hay que recorrerlo a pie. Las calles empedradas y las casas construidas junto al Saint-Laurent por los primeros colonos franceses son páginas históricas que datan del siglo XVII. Un buen punto de partida es la Place Jacques-Cartier y su doble avenida que baja al río. En verano hay músicos, artistas circenses, exposiciones de flores y venta de artesanías. Después de recorrer la avenida De la Commune y su parque fluvial, subiendo por la calle Saint-Laurent se llega a Notre-Dame, réplica de la basílica parisina. También muy concurrido de noche, el orgullo del barrio son los pequeños bistrós y su deliciosa gastronomía francesa.

El rostro chic de Montreal se encuentra en la llamada Golden Square Mile (Milla Cuadrada Dorada), comprendida entre Sherbrooke, Cote-des-Neiges, De La Montaigne y Avenue Du Parc. Se la considera la Quinta Avenida por sus magníficas boutiques, tiendas de antigüedades y galerías de arte, y su aire de pausada elegancia contrasta con la frenética ciudad subterránea que hay bajo sus pies. Para enfrentar las temperaturas extremas de Montreal, se construyó una red 29 kilómetros de metro que une prácticamente toda la ciudad y cuyas vistosas galerías ostentan boutiques, restaurantes, cines y servicios.
Recomendaciones de Visitas y Paseos
Pasee a pie o en bicicleta por Mont-Royal Parc, de suaves lomajes; en invierno el lugar se convierte en canchas de ski y patinaje.

No deje de ver la Olympic Stadium Tower, torre inclinada de 175 metros de altura.

En primavera es imperativo visitar el Jardín Botánico. En 73 hectáreas reúne 26 mil especies vegetales de todo el mundo, planetario, insectario y miles de atracciones.
Recomendaciones de Comidas y Restaurantes
Para los amantes de la bohemia nocturna: en la calle Saint-Paul, una de las más antiguas de la ciudad, hay restaurantes y pubs con excelente jazz.
Vea También
 
Cocha.com      Todos los Derechos Reservados